Seminario de Medio Ambiente: Una nueva política del agua

pexels photo 2684805
Fecha
18 de junio de 2024
Horario
18:00 - 20:00

El pasado 18 de junio, en colaboración con OIKOS, abordamos la cuestión crítica del agua en España. Hicimos un análisis del estado del agua que, en marzo de 2024, es de sequía prolongada en las cuencas internas de Cataluña, las mediterráneas andaluzas, el Ebro, el Segura y el Júcar. En concreto, el escenario en las cuencas internas de Cataluña es de Emergencia I para 5,9 millones de personas de 238 municipios.

Por otro lado, discutimos también sobre el balance hídrico en España. El 65% del agua se destina a la agricultura, en contraste con Francia, donde el 58% se utiliza en electricidad e industria, reflejando así su composición y estructuras económicas. Subrayamos la importancia de contar con infraestructuras hídricas robustas y analizamos el caso de Reino Unido que, aun recibiendo abundante agua de lluvia, se ha enfrentado a épocas de sequía debido a las infraestructuras inadecuadas. En el sur de España, aunque se han modernizado los sistemas de regadío, aún se pierde el 15%.

Murcia destaca como una región líder en la reutilización de aguas, con la agricultura como principal consumidora de agua reutilizada y este modelo debería servir de ejemplo para otras regiones. Por otro lado, la desalación se presenta como una solución viable y estable para el suministro de agua, con un impacto medioambiental mínimo. Sin embargo, no debe justificarse como una expansión del consumo de agua. En Israel, entre el 25% y el 30% del regadío proviene del agua desalada, demostrando su potencial en la agricultura.

Finalmente, discutimos la necesidad de mejorar la captación de fondos europeos estratégicos, enfocándolos en las infraestructuras hídricas de España y comentamos sobre la necesidad urgente de crear un observatorio del agua, para gestionar y regular su uso, asegurando la transparencia. Actualmente, no hay datos precisos sobre las pérdidas de agua, lo cual es crucial para establecer marcos y guías de tarifas adecuadas. La digitalización es esencial para recopilar y gestionar esta información. En el caso concreto del sector agrícola, cada comunidad de regantes opera de manera independiente por lo que se dificulta en mayor medida el acceso a datos unificados sobre pérdidas de agua.

Programa

Anterior Seminario de Cultura: Mujer y deporte: igualdad y Ley trans

Contacto